jueves, 19 de marzo de 2009

Un alivio un tanto peculiar...

Llevo días dándole vueltas a este tema...y cada vez que lo hago, me meo de la risa...no está mal recordar de vez en cuando, sobretodo si eso que recuerdas te hace reir...y yo suelo reirme mucho recordando cosas graciosas, y si no, que se lo digan a mi nene, que de vez en cuando me río sola y me pregunta que de qué me río y es que me estaba acordando de algo gracioso....normalmente suelen ser "tropiezos" suyos...jiji...aún suelto la carcajada con muchos de ellos....que yo te quiero mucho chiquitín!!!

Bueno, esto que ando recordando me sé de uno que se va a mear cuando vea a lo que me refiero...ya verás vecino!!!! ajajjajaja

Corría allá por el año....nusé....uno de aquellos, creo que fue el 2000, cuando se murió mi otra abuelita (abuelita te quiero!!!) ...bueno, pues aquel año, fuimos a Francia, a la zona de Bordeaux (habéis visto qué bien pronuncio?? jiji), a viajar en un barquito por unos canales...y en uno de los pueblos que paramos, un pueblo bastante grande, de cuyo nombre mi memoria de pez no puede acordarse...resulta que mi tía se cayó y se torció el tobillo, así que la llevamos a un hospital que había en una pequeña montañita...así estilo peli Chocolat, y si no habéis visto la peli Chocolat, pues era un típico pueblo francés en una montañita...bueno, pues dentro del pequeño hospital, en la sala de espera, mientras mi tío y mi tía estaban en el box, el resto, mis padres, un amigo, mi nene y yo, nos quedamos a esperar, que para eso están estas salas...

Pues resulta que había un sofá largo delante de una pared, y delante había una mesita de centro y a cada extremo de la mesa, una butaca individual...yo me senté en una de las butacas individuales, y mi nene conmigo...mirando hacia la puerta de la calle, y el sofá me quedaba a la derecha....diosss es que no se me olvidará aquello...no sé si podré continuar escribiendo esto...no sé si las lágrimas me dejarán ver el teclado....jiji
En el sofá, había un par o tres de personas sentadas, entre ellas un hombre, que más bien parecía un vagabundo, la verdad es que tenía pinta de estar borracho, porque apestaba a vino...y entonces...el señor...

Va por tí Vicenteeeee!!!! ajajajajajja

El vagabundo se inclinó hacia un lado...y entonces se oyó un sonoro pedo...sip, un pedo, una llufa, un cuesco, un gas, un trueno!!
yo me quedé quieta, así: O_o como en estado de shock...no me podía creer lo que acababa de ver...y oir!!! y la gente no decía nada, ni se inmutaron!! acto seguido, veo que Vicente, cual rayo, sale a la calle y al momento se oye una pedazo de carcajada....aún resuena en mi cabeza....casi a la vez que Vicente va hacia la puerta, veo que mi nene se levanta para salir a la calle, pero como casi se choca con Vicente, reaccionó y se metió en una salita que había al lado de la sala de espera, era la salita de espera de los niños, con sillitas, una pizarra y colorines...yo no era capaz de reaccionar, y cuando lo hice, me levanté y fuí a la salita, donde veo a mi nene, sentado en una minisilla de niño pequeño y con la cara tapada entre las manos y los hombros moviéndose arriba y abajo...joder! si parece que está llorando!! y yo no era capaz de relacionar esto con el pedorro hasta que me siento a su lado y me asomo a verle la cara, ya preocupada....y efectivamente, estaba llorando....pero de risa!!!! ajjaajajjaja....en la minisalita creo recordar que había una pareja joven con un crío pequeño, que creo que se nos quedaron mirando...debieron pensar que nos habían dado una mala noticia...joder, será que no escucharon el cuesco vinícola del señor....bueno, al final, le ayudo a levantarse y como si estuviera consolando a un familiar triste, le acompaño a la calle, donde nos encontramos con Vicente, y creo que mis padres habían salido también y ya se armó allí la bacanal de la carcajada...jiji

Creo que este episodio es uno de los más divertidos de mi vida, creo que estuvimos riéndonos de aquello mucho tiempo...aún si lo recordamos, nos reímos como si fuera aquel día...de verdad, hay que vivirlo para apreciar la sutileza del momento...

.

1 comentario:

I.M. HOAX dijo...

Para mí también fué uno de los días más divertidos de mi vida. A eso se le llama despedirse a la francesa...