jueves, 8 de marzo de 2012

Historias del Metro - El Comemocos

Con este título ya adivinaréis de qué va el asunto de hoy...así que desde ya aviso a todos aquellos que son un poco crepusculosos con estas cosicas que no sigan leyendo...yo lo he avisado.


Ayer volviendo del trabajo, ya en la última parada que quedaba, estábamos de pie y delante de mí había un chico, debía de ser de mi edad más o menos, o sea, un niño...estaba sentado y yo lo veía de perfil...en eso que se acerca la manica a la nariz, hurguea un poquete y luego veo que se mete los dedicos en la boca!!! pienso no puede ser, me lo he imaginado....pero el chico debió de quedarse con hambrecica y volvió a llevarse los dedicos a la nariz...aquí ya me fijé mejor...escarbó...encontró...yo creo que hasta se le iluminaron los ojillos...se acercó los dedos a la boca...saboreó y hasta masticó!! y luego se quitó los restos de entre las uñas con los dientes...palabrita del niño Jesús!!!
Pero no contento con la comilona, se dio un tercer atracón!! el postre!!! seguro que luego no cenó...animalico, tan lleno que estaba...
.

2 comentarios:

I.M. HOAX dijo...

Que asco¡ Sería mejor que como nota gastronómica pusieras algo del pastel que hiciste el otro día.

Ofelia dijo...

En eso estoy mire usté...